Archivo del Autor: alpha

Nieves Fernández Agrás: “Los tópicos siguen en nuestra sociedad, aunque en menor medida, poniendo barreras para el desarrollo de la mujer”

A lo largo de su carrera y vida como mujer emprendedora, Nieves Fernández Agrás ha tenido que romper muchos tópicos para llegar donde ha llegado. Socia fundadora, CEO de familiafacil.es y ponente de Tiempo de Mujeres Barcelona, es hoy toda una empresaria de éxito. Sin embargo, todavía le queda mucho que batallar.

¿Hoy en día, son los tópicos o la falta de actitud lo que no dejan crecer y desarrollarse a la mujer?

Desde mi punto de vista, creo que los tópicos siguen hoy en día en nuestra sociedad. Eso sí, en menor medida, pero es algo que hasta que nosotros mismos no reconozcamos y socialicemos, este tipo de situaciones, que a veces parecen ser meras anécdotas de épocas pasadas, seguirán estando presentes, frenando y poniendo barreras para el desarrollo completo de la mujer.

De todos ellos, pues, ¿qué tópicos rompería primero usted como mujer emprendedora y empresaria de éxito?

Uno de los tópicos que rompería es el de que una mujer que es madre, no puede tener la misma productividad que una que no lo tiene. Creo que todos conocemos a más de una y de dos madres que no han variado su productividad aunque se hayan convertido en madres. NIEVES FERNANDEZ AGRAS

¿Cuáles tendría que romper la sociedad para que la mujer pudiera aspirar y lograr más?

Hay que romper con la tradición. Estamos en el año 2014 y no podemos seguir dependiendo de épocas antiguas, y de situaciones que nunca han tenido, y actualmente menos, ni pies ni cabeza para ser como eran, y que, por fin, la mujer pueda estar integrada tal y como debe estarlo.

¿Son única y exclusivamente las mujeres quienes han de romper dichos tópicos o deberíamos de ser todos los involucrados?

Creo que esto es cosa de dos. No solo de mujeres, sino de la sociedad en general, ya que el objetivo es que todos seamos uno. Si unos se involucran y otros no, nunca llegaremos al objetivo que pretendemos conseguir.

¿Cree que con Tiempo de Mujeres, nuestro foro sobre liderazgo y emprendimiento femenino, hemos roto muchos de ellos?

Creo que muchos de ellos han sido rotos con esta iniciativa. Tiempo de Mujeres significa un gran aporte para todas las mujeres que luchamos por conseguir algo que deberíamos haber tenido siempre.

Tiempo de Mujeres Barcelona, el análisis DAFO de las mujeres directivas en España

  • Tiempo de Mujeres, el Foro Nacional sobre Liderazgo Femenino y Empresa, congregó a unas 200 empresarias, directivas y emprendedoras catalanas en el hotel Hesperia Tower de Barcelona
  • “No podemos ser directivas, trabajar 10 horas, tener dos hijos, bañarlos… Todo a la vez no se puede”, Isabel Bajo, directora general de Publicaciones Alimarket.
  • Los datos: Sólo el 5 por ciento de CEO son mujeres. La brecha salarial es del 16 por ciento entre hombres y mujeres. El 35 por ciento de las mujeres trabajan a tiempo parcial
  • La próximo cita de Tiempo de Mujeres, el 3 de diciembre en Santander

El road show de Tiempo de Mujeres aterrizó en Barcelona este miércoles 12 de noviembre después de su exitoso paso por Zaragoza, Barcelona, Pontevedra y Sevilla. En esta quinta edición del Foro Nacional sobre Liderazgo Femenino y Empresa se expusieron algunos de los mayores retos a los que se enfrenta la mujer dentro del mundo de la empresa y las posibles soluciones. Además de las ponencias, en Tiempo de Mujeres las asistentes participaron en una sesión intensiva de networking en las speech roomimg_tiempodemujeresbarcelona

“No conozco a ninguna mujer directiva que haya trabajado menos de 12 horas diarias. La decisión está en vuestra mano”. Esta frase, pronunciada por Vivian Acosta, socia de Talengo, es uno de los ejemplos de los debates que se tuvieron durante Tiempo de Mujeres. Noemí Boza, socia directora de Más Cuota, abrió Tiempo de Mujeres con algunos datos de la situación de las mujeres en puestos de responsabilidad empresarial en España. Según explicó, en España, las mujeres en puestos directivos suponen el 21 por ciento, por debajo del 24 por ciento de la UE. Además, añadió que sólo el 5 por ciento ocupan el puesto de CEO. La primera ponente, Gemma Sorigué, fundadora de LetsBonus amplió algunos datos sobre la presencia de mujeres en puestos directivos en España. “En ecommerce, el porcentaje de CEO mujeres es del 12 %, en el resto de empresas, es del 5 %”, y también ofreció algunos datos sobre las mujeres como consumidoras: “El 70 % de las mujeres somos compradoras sociales, escuchamos la opinión de otros”.

 

Techos sin cristal

Estuvo muy presente en varias de las intervenciones y debates las dificultades a las que se enfrentan las mujeres en puestos directivos.

La socia de Talengo, Vivian Acosta apostó por hablar de aquello que sí está en la mano de las mujeres para conseguir sus objetivos: “Antes de hablar del techo de cristal, hablemos de nuestro trabajo. Lo abandonamos porque nos pasamos la vida peleando. No conozco a ninguna mujer directiva que haya trabajado menos de 12 horas. La decisión está en vuestra mano”

“Tenemos que hacer un esfuerzo por posicionarnos como directivas. Estamos lejos de la paridad”, explicó Carme García, de Pimec, durante la inauguración de la jornada.

Silvia Guarnieri, socia fundadora de la Escuela Europea de Coaching centró su ponencia en las dificultades intrínsecas de las mujeres para lograr el éxito: “Las mujeres siempre mantenemos una puerta abierta. Si cerramos la puerta sólo tiene cabida el éxito”.

Tanto Mónica Deza, consejera de Natura Bissé Internacional, como el escritor Enrique de Mora, hicieron hincapié durante sus ponencias en las habilidades femeninas en puestos de dirección: “Las mujeres están muy bien dotadas emocionalmente. Los hombres somos casi unos analfabetos en este sentido”, explicó De Mora.

Otro de los temas que se atacó durante la jornada fue el del emprendimiento y el mercado femenino. María Antonia Otero, miembro del consejo de dirección de Jazztel y creadora de tenestilo.com habló de su experiencia en el mundo de la dirección y el emprendimiento: “Creo que este país está lleno de teóricos del emprendimiento. Hay pocas innovaciones que cambien el mundo, pero hay muchas pequeñas que podemos mejorar en nuestra empresa”.

Por su parte, Mónica Deza le hizo un llamamiento a las marcas que aún no se han dado cuenta del poder consumidor de las mujeres: “El mayor mercado del mundo no es China, sino las mujeres”.

Tiempo de Mujeres es un evento organizado por Más Cuota que visitará el 3 de diciembre la ciudad de Santander. En Barcelona ha contado con el patrocinio de Talengo, NH Hotel Group, Diputació de Barcelona, Renault, Bio3, Condis y Starbene; y la colaboración de Eventoprix, Fedepe y Fotolia. Cadena SER es Media Partner de la jornada y My Taxi el transporte oficial.

Aquí tienes un álbum con algunas fotografías de la jornada.

 

Mónica Deza: “Aún no tenemos el mismo nivel de mujeres empresarias que de hombres, pero es cuestión de tiempo”

Consejera de Natura Bissé Internacional, consejera de APD y presidenta de Ainace, además de madre y gran profesional, Mónica Deza compagina varios cargos como empresaria de éxito. Ella ha llegado a lo más alto, ¿pero cómo ha sido el camino? ¿Cómo se enfrentan las mujeres empresarias, hoy en día, a un sector altamente masculino y qué trabas encuentran a la hora de alcanzarlo?

¿Cómo ve el papel de la mujer empresaria a día de hoy? ¿Aún sigue siendo un rol poco habitual?

Las mujeres somos una parte importantísima del futuro, como madres, como educadoras, como profesionales y también como directivas o empresarias, porque todas estas facetas son igual de importantes. Es cierto que todavía no tenemos el mismo nivel de mujeres empresarias que de hombres, ni en cantidad ni en tamaño, y tampoco tipología de empresa, pero esto es una cuestión de tiempo.

¿Qué opina de la afirmación del Banco Mundial de la Mujer: “Las empresas lideradas por mujeres han sorteado mejor la crisis”? Monica_Deza

Me parece una noticia muy buena pero no suficiente. Las mujeres seguimos teniendo una tasa de paro superior y sueldos con un promedio inferior, así como muy poca representación en los órganos estratégicos de las grandes compañías.

¿Cómo compaginar trabajo y familia? ¿Es difícil llegar a un alto cargo con el hándicap que supone el embarazo en la mujer empresaria?

En la vida hay ciclos y en los ciclos hay que decidir prioridades que pueden cambiar a lo largo del tiempo. Estar embarazada no es un hándicap, pero sí supone una responsabilidad personal y profesional. Una mujer empresaria que decide ser madre debe planificar todos los posibles aspectos que ello implique en su empresa.

¿Cree que aún queda mucho por conseguir? ¿Ayudará a ello Tiempo de Mujeres Madrid 2014?

Evidentemente, queda mucho que conseguir. En general, es necesario un reseteo cultural en la sociedad. Un grupo de empresas, entre las cuales está la mía, llevamos un año intentando sacar adelante un proyecto muy potente en esta línea, pero os quedaríais asombrados de el número de empresas que “mediáticamente” apoyan la diversidad y en realidad luego no dedican prácticamente presupuesto alguno a impulsar un avance en este área. Además, hay compañías con comités de diversidad de forma simultánea a la de comités de dirección y consejos de administración en los que no hay ni una mujer o son una absoluta excepción. Es todo un proyecto de futuro seguir avanzando en la diversidad en su sentido más amplio, no sólo respecto al género.

Vivian Acosta: “El liderazgo, el cambio de los modelos de gestión y la equidad en los puestos de dirección nos afecta y ocupa a todos, no sólo a las mujeres”

Socia directora general de consultoría de Talengo y ponente de Tiempo de Mujeres, Vivian Acosta se define con una vocación total por las personas, entenderlas y ayudarlas poniendo toda la pasión en aquello que emprende. De ahí que haya llegado a una posición que pocas mujeres alcanzan. Como ella dice, “un ámbito en el que la ambición, la creatividad y la colaboración son ejes que se cruzan en el camino a la excelencia”.

Según su punto de vista, Vivian, ¿la mujer empresaria ha de contar con un carácter o cualidades especiales? ¿Según eso, todas las mujeres pueden llegar a este liderazgo?

Una mujer, para ser emprendedora, debe contar con una fuerte pasión por lo que hace. Te tiene que gustar tu oficio y disfrutar día a día con él, si no, los ritmos y la carga de trabajo dejan de ser un reto para convertirse en una carga. Por lo tanto, hay que ser perseverante, nunca abandonar tu meta, tu sueño. El mundo está lleno de personas que no llegaron porque dejaron de intentarlo. Y ligado a la perseverancia, también hay que tener paciencia, ésta entendida como la capacidad de saber esperar y aprovechar los momentos. Porque no todo surge cuando uno quiere o desea, hay que saber tener paciencia y entender que los contratiempos son parte de tu camino. No están allí para ponértelo difícil, simplemente forman parte de los retos que debes afrontar para triunfar. Es muy importante la autoconfianza en uno mismo y una visión positiva que realmente tenga sentido para ti y te haga fuerte día a día.

¿Cuáles son los puntos clave en esa formación que, según usted, es clave para la garantía del éxito? ¿Es la misma para hombres que para mujeres?

Hoy en día, donde el prefijo “multi” está presente en todas las facetas de la vida profesional Vivian Acosta 2014(multiculturalidad, multigeneracional, multinacional, multidisciplinar…), decir que existe una formación que podemos considerar universal para alcanzar el éxito, creo sería una gran perogrullada. La formación debe ser continua y no importa tanto si estás licenciado en esto o en aquello, o incluso si no lo estás, lo importante es seguir todos los días nutriéndote de conocimientos. Lo mismo aplicaría con el dominio de los idiomas. ¿Hay algún idioma que es más clave que otro? Esto, claramente, dependerá de tus aspiraciones. La única regla que es válida es que en el mundo al que nos enfrentamos. Los bilingües serán parte del panorama empresarial, no destacarán y, por tanto, estamos en un siglo donde la capacidad para comunicarnos y hablar con distintas culturas será clave en las relaciones profesionales.

¿Cree que todas las empresas pujan hoy por el liderazgo femenino? ¿O es todavía una asignatura que tenemos pendiente?

Las empresas pujan hoy en día por un cambio en los modelos tradicionales de liderazgo. No sé si eso significa dar más peso a la mujer. Yo soy de las que piensa que el talento no tiene género y que los modelos de liderazgo se aprenden. Por lo tanto, debemos evolucionar hacia un modelo de gestión inclusivo donde cada individuo y cada equipo pueda dar lo mejor de sí mismo. No creo en la gestión por silos, la clásica departamental, creo en la transversalidad y la potencia del mundo digital y de sus redes de colaboración. Esta es una gran asignatura pendiente en nuestros modelos de liderazgo.

¿Qué opina, teniendo en cuenta esta formación, de la iniciativa de “Tiempo de Mujeres”?

Como foro nacional de mujer y liderazgo creo que debíamos potenciar cada vez más este tipo foros como eventos en los que debemos estar ambos géneros. A menudo me encuentro hablando en eventos sólo de mujeres para mujeres. Pero el liderazgo, el cambio de modelos de gestión, la equidad en puestos de dirección, etc. es algo que nos afecta y debe ocupar a todos, no sólo a las mujeres. Creo que es un reto aún por conseguir que la afluencia a este tipo de iniciativas exista una población que represente realmente nuestra sociedad.

Ana Bujaldón: “el liderazgo femenino puede ser aplicado por hombres o mujeres pero ellas lo hacen de una forma más natural”

Presidenta de FEDEPE, la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias, y miembro de diferentes Juntas Directivas en el entorno empresarial y social, Ana Bujaldón es clara defensora del liderazgo femenino. Su trayectoria en marketing y publicidad desde hace más de 25 años y su espíritu emprendedor avalan una posición de éxito femenina en el entorno familiar y laboral.

¿Qué barreras cree que existen en el ámbito profesional y el liderazgo femenino? ¿Realmente está cambiando el rol de la mujer o todavía queda mucho por avanzar?

Existen dos tipos de barreras, las externas y las internas. Las externas no sólo son las más difíciles de combatir, sino que originan los bloqueos internos o suelo pegajoso. Hablamos de unos horarios imposibles en la empresa para disponer de una verdadera conciliación con la esfera personal o las que subyacen en la ausencia de mujeres en los procesos de selección. Algo que se puede explicar desde diferentes causas: estereotipos asociados a la mujer, sistema de promoción en códigos masculinos, falta de interés por buscar un perfil femenino en los relevos, exceso de prudencia… Las barreras internas son la reacción de las mujeres ante ese entorno hostil y se traducen, tristemente, en conformismo, renuncia a la ambición de crecimiento, falta de confianza o seguridad en la valía, entre otras.

¿Cree que se han dado cambios importantes en los últimos años? ¿Qué otros pasos nos quedan en los próximos?

Es importante destacar la voluntad legisladora desde la UE en los últimos años, que ha producido un efecto cascada en legislaciones nacionales y en códigos de buen gobierno como el presentado en España por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. No son importantes porque hayan apostado concretamente por las llamadas cuotas o equilibrio en el reparto de cargos entre géneros, son importantes porque sitúan en el centro del debate la necesidad y urgencia de afrontar cambios en el paradigma empresarial para que la igualdad en el plano formal se traduzca en una igualdad en la realidad, en lo concreto y medible. Ese será el reto en los próximos años, que las cifras cambien, que se equilibren los porcentajes donde las mujeres somos minoría en puestos de responsabilidad, que mejore el acceso a la financiación y eliminar la brecha salarial.

¿Cree que existe alguna diferencia entre la posición directiva liderada por mujeres en diferencia a la de los hombres? FOTO ANA BUJALDON FEDEPE JPEG

Creemos que existen diferentes modelos de liderazgo. El liderazgo femenino se basa en unos valores concretos: empatía, valoración de riesgos, priorizar la sostenibilidad sobre el beneficio inmediato, comunicación abierta… este modelo puede ser aplicado por hombres o mujeres, pero lógicamente las mujeres, por contar con unas circunstancias vitales diferentes, lo aplican de una forma más natural.

Además de carácter y determinación, ¿qué necesita la mujer empresaria para triunfar?

Esfuerzo, constancia, talento, algo de suerte y estar alerta para identificar las oportunidades y saberlas aprovechar. En FEDEPE somos optimistas porque observamos una actitud de autonomía y voluntad de superación femenina que, ante una hostilidad creciente del mercado laboral hacia la mujer (más paro, precariedad, un lentísimo avance del número de mujeres en puestos directivos…) se empodera. Cada vez hay más autónomas y emprendedoras. Buscamos las grietas por donde desarrollarnos profesionalmente.

¿Qué piensa acerca del evento Tiempo de Mujeres? ¿Cree que es una buena forma de impulsar el éxito de la mujer en el mundo de la empresa?

Creo que todos los eventos e iniciativas que contribuyen a que las mujeres hablen entre sí, compartan experiencias, construyan propuestas y se reafirmen en su valía son imprescindibles para acabar con las barreras internas a las que antes hacía mención. En esta línea el evento Tiempo de Mujeres es una oportunidad extraordinaria para crear redes de cooperación que impulsen el liderazgo femenino.

La brecha salarial entre hombres y mujeres continúa en el 16 % a pesar del entorno igualitario

El road show de Tiempo de Mujeres aterrizó en Sevilla este martes 3 de junio después de su exitoso paso por Zaragoza, Barcelona y Pontevedra. En esta cuarta edición del Foro Nacional sobre Liderazgo Femenino y Empresa se expusieron algunos de los mayores retos a los que se enfrenta la mujer dentro del mundo de la empresa y las posibles soluciones. Además de las ponencias, en Tiempo de Mujeres las asistentes participaron en una sesión intensiva de networking en las speech room.

 

“En teoría, el entorno es igualitario. Las mujeres tenemos que vernos como profesionales, no como mujeres”. Esta frase, pronunciada por Isabel Bajo, directora general de Publicaciones Alimarket, es uno de los ejemplos de los debates y ponencias que se sucedieron durante la jornada. Noemí Boza, socia directora de Más Cuota, abrió Tiempo de Mujeres con algunos datos de la situación de las mujeres en puestos de responsabilidad empresarial en España. Según explicó, en España, las mujeres en puestos directivos suponen el 21 por ciento, por debajo del 24 por ciento de la UE. Además, añadió que sólo el 3 por ciento ocupan el puesto de CEO. La primera ponente, María José Sobrinos, directora de RRHH de Accenture y primera ponente de la jornada, amplió los datos: “Hay un 16 por ciento de brecha salarial entre hombres y mujeres. Yo jamás lo he vivido, pero las noticias hablan de esto”. Pero no se quedó sólo en ese dato: “La UE dice que las mujeres trabajan a tiempo parcial es de un 35 % y sólo del 9 para los hombres”

 

TdM_Sevilla_webIgualdad orgánica o impuesta

Las políticas de igualdad acapararon buena parte de la jornada. Se habló mucho de las cuotas: “No tengo una postura clara sobre si las cuotas están bien. Aunque es verdad que un empujoncito no nos viene nada mal”, dijo María José Sobrinos, dubitativa en este asunto. Por su parte, Matilde Mancha, directora de concesiones de Hidralia, atribuyó también a algunas mujeres, que no consigan alcanzar puestos directivos: “Muchas de mis compañeras creo que no llegan a los puestos directivos por ellas mismas”.

 

Otro de los temas que se atacó durante la jornada fue el del emprendimiento y el mercado femenino. María Antonia Otero, miembro del consejo de dirección de Jazztel y creadora de tenestilo.com habló de su experiencia en el mundo de la dirección y el emprendimiento: “Creo que este país está lleno de teóricos del emprendimiento. Hay pocas innovaciones que cambien el mundo, pero hay muchas pequeñas que podemos mejorar en nuestra empresa”.

Por su parte, Mónica Deza, consejera de Natura Bissé Internacional, le hizo un llamamiento a las marcas que aún no se han dado cuenta del poder consumidor de las mujeres: “El mayor mercado del mundo no es China, sino las mujeres”.

 

Tiempo de Mujeres es un evento organizado por Más Cuota que visitará durante los próximos meses las ciudades de Santander, Barcelona y Las Palmas. En Sevilla ha contado con el patrocinio de Hidralia y la colaboración de Eventoprix, la Asociación Andaluza de Coolhunting y Dircom Andalucía. Cadena SER es Media Partner de la jornada y FIBES es el Anfitrión.

Enrique de Mora: “Algunas especies animales son precursoras del liderazgo femenino”

Enrique de Mora es conferenciante y experto en management. Actualmente dirige la consultora estratégica FUNNY-POP Consulting. Autor de “La empresa de la A a la Z, con H de Humor” y “Animaladas”. En su ponencia relaciona el comportamiento animal con el liderazgo. ¿De dónde surge esa relación?

A la gran mayoría de las personas nos fascina conocer la conducta de los animales, esos parientes cercanos. Desde los tiempos de los tiempos, los humanos hemos anhelado tener características de otros animales: la vista del águila, la velocidad del guepardo, el sigilo de la pantera o la fuerza del león. Los animales siempre nos han inspirado mucho. Eso me hizo plantearme si también podían inspirarnos en el terreno de las habilidades directivas, básicamente en las de índole social: liderazgo, comunicación, trabajo en equipo, gestión de conflictos, etc.

El liderazgo, en particular, es la habilidad de influir en las actividades de los otros para dirigirlos hacia la consecución de metas. En el mundo animal, por supuesto, se practica en la mayoría de especies. En los grupos de gorilas, por ejemplo, existe un líder claro: el famoso macho “espalda plateada”. El perfil del gorila líder es muy completo: guía, protege, enseña, desarrolla y cuida la supervivencia del grupo. Es el líder total. Pero también es el arquetipo del liderazgo “masculino” clásico: autoritario y orientado a la tarea.

En la inmensa mayoría de especies animales prevalece el liderazgo “masculino”, pero, y eso es especialmente interesante, en algunos casos se practica el liderazgo femenino. Me atrevo a decir que algunas especies animales son precursoras del liderazgo femenino. Es curioso pero el liderazgo femenino y el talante matriarcal se dan especialmente en los animales más grandes (elefantes, ballenas, cachalotes) y los más pequeños (hormigas, abejas). A la hora de ejercer el liderazgo, las hembras son más flexibles y adaptables que los machos.

EdM150

- ¿Qué posee la mujer del animal?

Los hombres normalmente nos sentimos incómodos con las emociones e intentamos minimizar las que están relacionadas con la vulnerabilidad, el miedo y el dolor. La mujer, en cambio, se siente cómoda en el terreno de las emociones: tiene mucha más capacidad para «leer» los indicadores emocionales (verbales y no verbales) de las personas de su entorno y busca conexiones emocionales más profundas con ellas. Esa ventaja femenina es mucho más auténtica y natural y, sin duda, está heredada de las hembras animales, que tienen ese mismo comportamiento.

Las mujeres conocen mejor sus emociones y cómo fluyen. Y eso se convierte en una ventaja a la hora de dirigir personas porque ellas mismas fluyen más y mejor en la relación con sus equipos. Es un liderazgo más pegado a la emoción, digámoslo así. Se sienten más cómodas en la inevitable emocionalidad de las relaciones humanas. Por ejemplo, ante la presión o retos, las mujeres muestran una reacción diferente a los hombres, son más expresivas emocionalmente, más empáticas y orientadas a un comportamiento social (compartir y participar).

Es decir, la mujer concede más importancia a los vínculos cercanos, con todos los beneficios que ello conlleva al gestionar personas. Diría que la mujer muestra más inteligencia emocional y social. El hombre, en cambio, tiende más a buscar su independencia y suele disfrutar más con la sensación de crecimiento profesional y de poder.

- ¿Cómo se puede despertar ese animal que llevamos todos dentro?

Siendo conscientes de los buenos modelos de comportamiento animal que existen. Si nos centramos en el liderazgo, las elefantas son un magnífico ejemplo de liderazgo femenino. Los elefantes viven en grupos y demuestran un comportamiento social complejo. Las hembras se agrupan en unidades familiares que generalmente solo incluyen hembras adultas muy unidas y sus crías. Los machos adultos suelen asociarse en grupos pequeños, que cambian constantemente de número y estructura o bien pasan temporadas en solitario, tan solo aproximándose a las unidades femeninas en época de celo. En los grupos de hembras, la mayor, la matriarca, es la líder.

¿Qué provoca que los animales —y las personas— sigan a un líder? Muy sencillo, el percatarse de que el jefe defiende los intereses de sus colaboradores, no solo los suyos. Pues bien, en las manadas de elefantas, la matriarca defiende al grupo frente a cazadores furtivos, enfrentándose a ellos, expandiendo las orejas y barritando. En definitiva, se arriesga por los suyos. ¡Se gana el sueldo de líder!.

-¿Qué destacaría de la mujer actual?

Obviamente, la mujer aporta mucho, ocupe el lugar que ocupe. Los equipos de trabajo en los que coexisten hombres y mujeres son mucho más ricos, sin lugar a dudas, que los clásicos equipos sólo compuestos por hombres (tampoco creo que sean buenos equipos exclusivamente femeninos).

Hay diferencias significativas entre el comportamiento masculino y femenino en un puesto directivo. Los hombres tendemos a ser más autoritarios y orientados a la tarea: solemos ser más agresivos, emprendedores, independientes, autosuficientes, dominantes, competitivos y racionales. Las mujeres, en cambio, tienden a ser más democráticas y orientadas a las personas y a las relaciones: suelen mostrar interés por los demás, saben escuchar, tienen más facilidad para ponerse en la piel del otro, son más cooperadoras, son generosas, flexibles en la toma de decisiones, sensibles, comprensivas y están más pendientes de los detalles de cualquier tema o proyecto.

En definitiva, las mujeres aportan a la empresa, entre otras cosas, más autenticidad, más inteligencia social y emocional y diría que más humanidad. Antiguamente, se asociaba masculinidad a  liderazgo exitoso y eso provocaba un comportamiento más bien masculino en las mujeres líderes. Ahora, se trata de lo contrario: los hombres líderes deben feminizarse.

- ¿Qué piensa acerca del evento Tiempo de Mujeres?

Un evento como Tiempo de Mujeres pone el foco en el papel de la mujer en la sociedad y en la empresa. En el mundo occidental, la percepción del papel de la mujer, en la sociedad y en la empresa es, afortunadamente, muy diferente al de hace algunas décadas. No obstante, todavía hay mucho terreno por recorrer. Países como España, Italia, Grecia o Portugal están a años luz de, por ejemplo, los países escandinavos. Y no digamos continentes como África u otros países en vías de desarrollo.

Se ha avanzado mucho, pero queda mucho camino. Me refiero a los estereotipos sexuales, a la discriminación por sexo, y, en las empresas, a la falta de igualdad salarial y al desgraciadamente famoso efecto del “techo de cristal”. Son cuestiones que siguen todavía demasiado vigentes hoy en día.

Es un espacio de reflexión, en el que interactúa gente que se supone que tiene cosas que contar con gente interesada en que le cuenten y le ayuden a reflexionar y a actuar. Es una oportunidad de aprender, para asistentes y también para ponentes, y de compartir. Además, está muy bien que un foro femenino no sea excluyente y tengan en él cabida algunas miradas masculinas sobre el mundo de la mujer.

María Antonia Otero: “En épocas de crisis como la actual, es más fácil encontrar, atraer y retener el talento”

María Antonia Otero es Consejera de Administración de JAZZTEL y fundadora de Tenestilo.com. En su ponencia hablará acerca del emprendimiento femenino y las claves para emprender en tiempo de crisis. ¿Qué tres cree que son imprescindibles?

Después de una larga trayectoria profesional  en empresas grandes he sentido la necesidad de realizar mi propio proyecto. Desde esa doble visión estoy convencida de que valores como esfuerzo, preparación, entendimiento del cliente son comunes a ambos entornos. Mirando específicamente al emprendimiento destacaría como clave que tiene que gustarte mucho lo que haces porque va a requerir mucho esfuerzo, muchos momentos de dificultad te esperan y como no te guste lo que haces vas a abandonar. Esto es realmente lo que lo que llamamos pasión. Además la pasión es contagiosa y cohesiona y motiva al equipo. Pero la pasión si no va unida a la acción no es más que ruido, luego añadiría como segunda clave su complementario, la acción, porque una idea vale tanto como el papel en que está escrita, el valor está en llevarla a cabo. Pasión y acción son las dos caras de la misma moneda. Como tercera clave pondría que haya innovación, tomando el término innovación en su sentido más ampli: atreverse a probar y experimentar, corregir y volver a probar. Por muchos estudios de mercado que se hagan no hay nada comparable a probar en el mercado real el valor de la nueva propuesta. “Learning by doing” pienso debe ser el mantra del emprendedor.

Aunque antes ya cité lo de entender al mercado y al cliente creo que el emprendedor debe declinarlo de una manera diferente, con una aproximación fresca libre de prejuicios, innovadora. En vez de satisfacer demandas de clientes debe buscar crear nuevas necesidades como, por ejemplo hizo Apple con el Ipod. Antes nadie habíamos sentido la necesidad de llevar en nuestro bolsillo miles de canciones.

Mantonia otero

¿Es el mejor momento para emprender?

A priori ningún momento es, ni el mejor ni el peor para emprender, hay oportunidades en tiempos de crisis y también de bonanza. Simplemente cada momento tiene sus circunstancias con sus ventajas e inconvenientes.

En tiempos de bonanza el éxito inicial es más fácil pero los proyectos de emprendimiento son proyectos a largo plazo y ahí las diferencias ya no son grandes. Hoy la financiación está más complicada, se hace más selectiva y exigente, no vale todo, pero eso obliga a que desde el principio los proyectos nazcan con unos modelos más eficientes lo que resultará positivo en el futuro. Hoy tenemos una moneda común para casi toda Europa pero en muchos casos nos sigue costando salir de nuestra comunidad autónoma y no digamos de nuestro país, pero el mercado nacional está contraído y eso fuerza a pensar en la internacionalización desde el principio lo que también es positivo. También en épocas de crisis como la actual, es más fácil encontrar, atraer y retener el talento que una joven empresa necesita. Debemos reconsiderar eso, antes de todo, si deseamos abrir nuestro abanico de posibilidades de triunfar.

Yo he lanzado www.tenestilo.com en plena crisis y todo lo que acabo de decir está inspirado y basado en mi experiencia personal y mis vivencias primero como directiva y ahora como emprendedora.

¿Qué piensa de la frase “las empresas lideradas por mujeres superan mejor la crisis”?

Ya sé que el Banco Mundial de la Mujer ha dicho eso, pero no conozco los detalles del estudio y entonces no me atrevo a opinar desde un punto de vista estadístico. Lo que sí creo es que las empresas que mejor resisten la crisis son las que están bien gestionadas y eso significa contar con los mejores y, talento, preparación y esfuerzo no son cosa de género, solo de personas.

Para mí la fórmula del éxito empresarial es talento, meritocracia y ética, las tres a un tiempo porque las tres son igual de importantes y forman un todo indisoluble. Hoy desde luego que hay toda una generación de mujeres súper preparadas para liderar empresas de todo tamaño, solo queda, -¡nada menos!- que la meritocracia sea el criterio de selección y promoción empresarial.

En relación a su cargo como Consejera de Jazztel ¿cree que actualmente las mujeres lo tienen más fácil para acceder a puestos altos?

En este mundo globalizado la lucha por el cliente es cada vez mayor y también cada día los profesionales están mejor preparados, estas dos cosas hacen que, tanto para hombres como mujeres,  el mundo de la empresa sea cada vez más exigente y competitivo y por lo tanto acceder  a puestos altos no es fácil para nadie.

No obstante ese panorama general, en las últimas décadas del pasado siglo y lo que llevamos de éste, las mujeres, hemos ido adquiriendo un protagonismo en el mundo empresarial, económico y político imparable y sin vuelta atrás que se lo está poniendo más fácil a las nuevas generaciones de mujeres del mundo occidental.

Los datos son alentadores, cuando veo que empresas como una IBM, Pepsico, HP, General Motors o  Lockheed Martin –la poderosa industria automovilística y de aviación, ambos  terrenos tradicionalmente muy masculinos – o un Bankinter tienen a una mujer como máximo responsable, me hacen mirar al futuro con optimismo.

Quiero recalcar lo del mundo occidental porque desgraciadamente, si hablamos de otras zonas del planeta, veo lo difícil que aún sigue siendo para millones de mujeres que han nacido en países como Afganistan, enfrentarse cada día al hecho de ser mujer y agradezco la suerte que he tenido de haber nacido en el mundo desarrollado.

¿Cree que eventos como Tiempo de Mujeres son beneficiosos para la mujer y su inclusión en la empresa?

Creo que, con más frecuencia de lo que a simple vista puede parecer, las mujeres seguimos, en mayor o menos medida, asumiendo de forma siempre inconsciente, algunos de los estereotipos que históricamente han lastrado al mundo femenino.

La oportunidad que eventos como Foros de Mujeres brindan de conocer y compartir experiencias, vivencias, temores, fracasos, éxitos de otras mujeres con experiencias y vivencias diferentes es un acicate al desarrollo de todas,  porque podemos potenciar nuestra confianza, seguridad y conocimiento para afrontar nuevos retos en el terreno personal y profesional a partir de referencias muy cercanas.

María José Sobrinos: “Nuestra actitud es fundamental para poder tener éxito en todas las facetas de nuestra vida”

María José Sobrinos es Directora de Recursos Humanos de Accenture. Se trata de una organización especializada en consultoría de gestión, servicios tecnológicos y outsourcing a nivel mundial. En su ponencia hablará sobre su visión acerca del desarrollo de la mujer en un puesto directivo y que es realmente lo que una empresa espera de ella.

-¿Cuáles son las habilidades femeninas que más demandan las empresas?

Yo partiría de una premisa: las habilidades no tienen sexo. Como el talento, la dedicación, el compromiso o el entusiasmo. Eso es lo que hoy demandan las empresas. Profesionales que demuestren pasión por lo que hacen, innovadores, motivadores e inspiradores. No es una cuestión de género. Se achaca a la mujer el tener más empatía, ser más adaptable a entornos de cambio, ser más abierta al diálogo y comprometida con el trabajo en equipo. Sin embargo, para mí esas cualidades son las de un buen líder. Independientemente de si es hombre o mujer.

-¿Cuál es su visión actual acerca de la carrera profesional de una mujer en una empresa?

Sin duda, positiva. Si miramos al colectivo de jóvenes que buscan su primer empleo, el entusiasmo y la preparación es idéntica en chicos y chicas. Todos abordan su primera experiencia profesional con la misma ilusión. Es cierto que llegado el momento de la maternidad, las mujeres tenemos un reto adicional. Pero afortunadamente, es un reto que cada vez es más compartido, y que gracias a las medidas de flexibilidad, cada vez más implantadas en las empresas, es fácilmente abordable. Hay un tema importante bajo mi punto de vista: las mujeres no podemos tener miedo a enfrentarnos a esa doble responsabilidad. Los hombres no lo hacen. Nuestra actitud es fundamental para poder tener éxito en todas las facetas de nuestra vida, y la profesional no es distinta del resto.

mj_sobrinos_accenture_225x250

-¿Qué es lo más difícil a la hora de dirigir un grupo diverso?

La diversidad es realmente una ventaja competitiva, porque hace que se unan aportaciones diferentes para conseguir un objetivo común. La persona que dirige un grupo diverso debe saber gestionar esa diversidad (cosa que no siempre ocurre), incluyendo distintos estilos y fomentando la participación de todo el grupo. Es importante que un líder disponga de inteligencia emocional, que le facilite el poder aproximarse a los distintos miembros de su equipo de la mejor forma posible. Solo así obtendrá lo mejor de cada profesional del equipo, que es el factor clave para el éxito de la empresa.

-¿Cree que el mundo laboral para las mujeres profesionales ha evolucionado? ¿En qué lo ha notado?

Como mujer trabajadora y madre de dos hijas, con más de 25 años de experiencia, he notado muchísimo la evolución. Tanto en las empresas como en nosotras mismas. Por un lado, las empresas están cada día más convencidas de que el talento, como decía antes, es “asexuado”, por lo que si tomamos una población 50% femenina / 50% masculina, sería un terrible error no hacer nada por retener la mitad del talento potencial. Por otro lado, las mujeres queremos estar ahí; nos hemos preparado mucho para tener un futuro profesional y no estamos dispuestas a dejarlo a un lado. Esa combinación ha hecho que cada día seamos más fuertes en el mundo profesional y que cada vez veamos más mujeres en puestos de responsabilidad en las empresas.

Accenture es un ejemplo de cómo hemos evolucionado. De un total de 9.000 profesionales en España, casi un 40% son mujeres. De ellas, casi un 25% están acogidas a un programa de jornada flexible. Una flexibilidad que también demanda el sector masculino: tenemos cerca de 200 hombres en este tipo de jornadas. La combinación de ambas realidades nos demuestra que la evolución es un hecho.

-¿Qué piensa acerca de Tiempo de Mujeres? ¿Es beneficioso para la mujer?

Mucho. Y por muchas razones. Compartir experiencias, hacer networking, y concienciar de la necesidad de contar con el talento femenino, tanto a empresas como a otras mujeres, es fundamental. El concepto del “rol model” es importante, y el que mujeres vean cómo otras han luchado y conseguido llegar a una posición que profesionalmente es interesante y retadora, ayuda a que las siguientes generaciones apuesten por conseguir algo similar. Por eso siempre he apoyado este tipo de eventos profesionales. Para que se note nuestra aportación y sigamos avanzando.

María Subrá: “En la empresa privada todavía perviven algunos tópicos como la discriminación en la contratación de mujeres “

María Subrá es Directora General de Hedonai. Se trata de centros médicos estéticos especializados en depilación láser, estética en cabina, dietética y medicina estética. Participará en la mesa redonda “Los tópicos están para romperlos”, ¿por qué cree que existen tópicos de la mujer en la empresa y por qué es necesario romperlos?

Los tópicos están prácticamente rotos en sectores como la Administración Pública, la Sanidad, la Justicia, la Universidad o la Enseñanza, donde hombres y mujeres compiten en igualdad de condiciones por oposición o por concurso de méritos y están equiparados en categorías salariales sin importar el sexo. En la empresa privada todavía perviven algunos tópicos como la discriminación en la contratación de mujeres “por riesgo de embarazo” o la diferente retribución por sexos.pic

- ¿Cree que nos encontramos en un buen momento para las mujeres profesionales?

Mejor que nunca, ya les hubiera gustado a nuestras abuelas disfrutar de los avances logrados en los siglos XX-XXI. Mi abuela solo pudo elegir una carrera universitaria, la única que admitía mujeres: Magisterio. En este momento nos estamos planteando la integración de mujeres en los consejos de administración, rompiendo los últimos techos de cristal.

- ¿Le pusieron muchos obstáculos hasta llegar hasta su puesto actual de Directora General de Hedonai? ¿Cuáles son sus propósitos a corto plazo?

Ninguno, somos una empresa de 310 trabajadores en la que solo 6 de ellos pertenecen al género masculino.

Mi propósito a corto plazo es seguir contando con la fidelidad y con la prescripción de nuestros clientes por estar satisfechos con la atención recibida y con el resultado de nuestros tratamientos de depilación láser y de medicina estética, seguir contando con la mejor actitud y la máxima implicación de nuestros trabajadores para con nuestros clientes y seguir creciendo en número de centros en España,

-¿ Existe, según usted, un avance en el trato de la mujer en la empresa? ¿Son las mujeres más lideres?

Claramente, existe un avance imparable hasta alcanzar la igualdad plena, algo que se conseguirá en una o dos generaciones como máximo. El estilo de liderazgo femenino comparte las condiciones básicas con el liderazgo masculino. La diferencia va en personalidades y en la optimización del tiempo, donde creo que la mujer es más “multitarea” que el hombre y gestiona empresa, hogar y familia sin ningún tipo de problema.

- ¿Qué piensa acerca del Road Show de Tiempo de Mujeres?

Me parece una iniciativa muy interesante en positivo, por fin ha llegado el “Tiempo de Mujeres”, ha costado siglos y debemos agradecer a nuestras antecesoras la lucha por la igualdad que emprendieron las feministas del siglo XIX y XX y de cuyos frutos nos estamos beneficiando las mujeres del siglo XXI. Es “tiempo de mujeres”.